viernes, 22 de abril de 2016

Las polémicas pirámides de Güímar (Tenerife)



Las llamadas “pirámides de Güímar” son un conjunto de seis construcciones en piedra de forma piramidal realizadas a partir de plataformas escalonadas, que se encuentran en el municipio de Güímar, al este de la isla de Tenerife. Para la gran mayoría del mundo académico, estas estructuras no son en realidad antiguas pirámides, sino construcciones modernas relacionadas con la actividad agrícola.

En cuanto a su aspecto, se asemejan mucho a otros monumentos afines hallados en lugares tan dispares como Sicilia, las islas Mauricio, y algunas islas del Pacífico. Después de haber sido olvidadas o ignoradas durante mucho tiempo, a finales del siglo XX fueron restauradas e investigadas parcialmente. En la actualidad, las pirámides forman parte de un gran parque etnográfico de carácter cultural-turístico, fundado en 1998 por el investigador noruego Thor Heyerdhal. 


Entrevistador y entrevistado con las pirámides de fondo
El documento que adjunto aquí es la entrevista que realicé a finales del pasado año 2015 a Manuel Fernández Saavedra sobre estas polémicas pirámides. Manuel Fernández es un investigador independiente de origen extremeño que lleva más de 30 años viviendo en Tenerife, donde ha estado estudiando la cultura y la arqueología locales con el máximo interés. De todo su trabajo, plasmado en el sitio web “bipolarypuntoes”, podemos destacar un documental específico sobre estas pirámides, en el que rebate los postulados del estamento académico y abre nuevas vías de investigación apenas exploradas. Asimismo, ha investigado el yacimiento de Igueste (también en Tenerife), en el que ha señalado la posible presencia de una raza de gigantes, asunto que ya traté en un reciente artículo en este mismo blog.



Entrevista a Manuel Fernández Saavedra


Pregunta: ¿Cuándo y cómo te empezaste a interesar por las pirámides de Güímar, que algunos llaman majanos? (Un majano es un amontonamiento de piedras sueltas que se produce como consecuencia de limpiar las tierras de labor, según definición de la RAE.)

Respuesta: Bien, lo cierto es que vivo aquí desde el año 80 y no sabía que existían pirámides en las Canarias; de hecho, había oído que se trataba de majanos, y por tanto no les di importancia. Quien me despertó en este asunto fue el arqueólogo que descubrió las pirámides de Bosnia, Sam Osmanagic, que vino aquí a Tenerife hace unos pocos años y habló de pirámides, exponiendo que las de aquí cumplen con los siete requisitos típicos de las pirámides. A partir de este punto empecé a interesarme, con el ánimo de visitarlas y estudiarlas, y descubrí que también había pirámides en Icod de los Vinos y en Los Cancajos, en la isla de La Palma.

Pregunta: Para situar un poco el tema, ¿qué dice la ciencia académica sobre este tipo de monumentos y cómo los data?

Respuesta: La versión oficial es que a mediados del siglo XIX un masón local llamado Antonio Díaz Flores compra esta finca y edifica una mansión –la Casa Chacona– alrededor de la cual se construyen estos “majanos” para sembrar cochinilla (planta típica canaria). Y la explicación que nos dan es que los monumentos están orientados de cierta manera a causa de los conocimientos masónicos del propietario, por capricho. Y la datación, obviamente, se situaría en esa época.

La Casa Chacona, frente al recinto del actual Museo de las pirámides

Pregunta: Con el conocimiento arqueológico que ya tienes de las islas y de la cultura local guanche, ¿relacionarías estas pirámides con esta cultura o crees que son más antiguas? 

Respuesta: Estoy casi convencido de que son más antiguas. Se ve que están llenas de herramientas aborígenes de la época más reciente, pero hay otras de aspecto más antiguo. Y donde más se ve es en las pirámides de Icod de los Vinos, donde aparecen herramientas guanches en la superficie y algunas mucho más antiguas –con una pátina increíble– en los muros, sobre todo en los rellenos.

Pregunta: ¿Se podría decir pues que las pirámides fueron construidas por una cultura “pre-guanche” y que los guanches las reaprovecharon?

Respuesta: Sí, casi seguro, porque aquí en Tenerife no se conocen construcciones tan perfectas de tipo vivienda. Por ejemplo, en Las Palmas se halló un poblado hecho de adobe o de piedras, con unas pequeñas calles; serían núcleos poblacionales. No obstante, en Tenerife sabemos que los guanches vivían en cuevas o en cabañas, no construyen con piedra de una manera tan sofisticada y menos aún reflejando ciertos conocimientos astronómicos. Por tanto, no podemos adjudicar las pirámides a los guanches; por fuerza deben ser anteriores.

Pregunta: Sobre el estado actual de las pirámides, ¿cómo describirías su estado de conservación y qué nos puedes decir sobre las investigaciones realizadas hasta la fecha?

Las pirámides se conservan en relativo buen estado
Respuesta: En cuanto al conjunto de las pirámides, hay que señalar que las de Icod y las de La Palma muestran un aspecto más deteriorado o dejado porque allí no se ha intervenido; de hecho algunas están derruidas. En algunos casos los muros están semiderrumbados y alguna pirámide en su centro también. Y en el caso de la pirámide más grande de Icod, no tuvieron mejor idea que hacer pasar una carretera por en medio y la tiraron, aunque hubo alguna resistencia ciudadana de carácter nacionalista. Sobre las de Güímar en concreto, cuando se recuperan en los años 90, apenas se tuvo que limpiar el terreno, colocar alguna piedra y poco más; se aprecia que estaban en bastante buen estado. En cualquier caso, vemos en todas pirámides que las plataformas centrales están rellenas de cascotes o escombros en vez de tierra fértil, lo que nos descarta definitivamente el uso de esos espacios para sembrar.

Pregunta: No obstante, parece ser que en las investigaciones hubo mucho más interés por parte privada (sobre todo a cargo del investigador Thor Heyerdhal) que por parte del gobierno canario, ¿es así?

Respuesta: Bueno, lo único que han hecho el gobierno canario, la Universidad [de La Laguna] y el Museo Arqueológico es impedirlas o entorpecerlas. Sobre la línea de investigación emprendida, pienso que es equivocada y por eso da resultados negativos, porque realizan excavaciones en el centro de la pirámide a la búsqueda de una momia (un enterramiento), que es inexistente. Luego también se ha excavado en los patios, donde se encuentra algo de tierra fértil en las capas superiores con restos de semillas, etc., lo que nos da a entender que eso no es un yacimiento arqueológico sino un área de cultivo desde hace siglos. Todo ello entorpece la investigación, pero al menos gracias al esfuerzo de dos noruegos, Thor Heyerdhal y el mecenas naviero Fred Olsen, se pudo evitar que se derruyeran las pirámides, pues había un proyecto de urbanización de la zona.

Pregunta: Entonces, si descartamos el propósito funerario, ¿cuál sería, desde tu punto de vista, la función de estas pirámides, o de las pirámides en general?

Respuesta: Sería como pedirle a un mono que resuelva una raíz cuadrada; no tengo ni idea. Intuyo, por sus alineamientos, que hay una matemática sagrada, una orientación… que pueden tener que ver con las energías naturales que fluyen por el universo, de las cuales nosotros no tenemos ni idea de su existencia.

Pregunta: Precisamente, un elemento muy destacado que surgió de las investigaciones fue la constatación de que las pirámides presentaban ciertas orientaciones a los puntos cardinales y a ciertos fenómenos astronómicos. Explícanos un poco en qué consisten dichas orientaciones.

Respuesta: Bien, cabe decir que el investigador en arqueoastronomía Juan Antonio Belmonte hizo su tesis doctoral sobre este tema y aportó datos muy interesantes. Aparte de la precisa orientación a los cuatro puntos cardinales, Belmonte descubre que las tres pirámides principales alineadas señalan al este una “doble puesta” de Sol en el solsticio de verano, ya que apuntan a una zona montañosa donde el Sol se oculta y luego vuelve a salir brevemente entre dos picos. Luego, en la pirámide del Sol, que está al otro lado del patio, vemos que el centro de sus escaleras marca exactamente el solsticio de invierno. También pueden observarse plenilunios y algunos otros fenómenos astronómicos. 

Vista panorámica parcial del complejo piramidal

Pregunta: Por Güímar también han pasado ciertos ilustres investigadores alternativos como Javier Sierra, Graham Hancock, Robert Bauval... ¿Qué han dicho estos autores sobre las pirámides? ¿Han favorecido a que se conozcan más?

Respuesta: Bien, ellos han confirmado que efectivamente son pirámides, y sin duda han ayudado a difundirlas gracias a sus artículos, libros, documentales...

Pregunta: Justamente en este bando alternativo ha aparecido gente que ha relacionado las pirámides y la cultura guanche con el famoso mito de la Atlántida. ¿Cómo ves esa supuesta relación?

Respuesta: Con las pirámides de Güímar sería más reservado en ese campo; no veo clara esa relación. Observo, por el tipo de construcción, que aquí hay una ciencia, una tecnología, un conocimiento impresionante, pero lo que sé de la Atlántida –por Platón principalmente– muestra otro nivel, otros materiales, otras técnicas, etc.

Pregunta: Hay que reseñar que has realizado un documental muy interesante sobre las pirámides de Güímar en el cual descubres una serie de elementos que otras personas no habían visto antes, e incluso algunos detalles conspirativos, como por ejemplo que ciertos aspectos de las pirámides no salen correctamente en Google Earth. Explícanos un poco lo más destacado de este documental.

Respuesta: Con respecto a este particular, cuando quiero ver algo que pueden ser pirámides, voy a Google Earth y si está borrado, entonces ya me da que pensar. Si te colocas en vertical sobre las pirámides [de Güímar] puedes ver que han sido borradas; sólo aparece una reproducción en 3D “como de cartón”. Se puede acceder desde fuera, por una calle distinta, y de este modo sí se pueden ver las pirámides originales, pero tal como se presentan no se pueden extraer datos, ni tomar alturas, etc.; es un grave entorpecimiento. Por cierto, las pirámides de Icod también han sido borradas.

Confusa vista aérea de las pirámides en Google Earth (rectángulo naranja)

Por otro lado, lo que he resaltado en el documental es que –aparte de las orientaciones astronómicas ya conocidas–  el conjunto de pirámides contiene unas matemáticas áureas bastante complejas, si bien esto sólo se ha podido observar en plano. Estando en Extremadura, revisando la documentación, me puse a dar vueltas a las medidas y vi que había algo ahí. Entonces encontré unas relaciones coherentes a partir de la vara (o yarda) megalítica, una medida algo inferior al metro (0,829 m.). Así pues, transformé los metros a varas megalíticas de cada uno de los lados de las pirámides y patios, y en ese momento me empiezan a surgir los números π (pi) y φ (fi) por todas partes. Por ejemplo, en las dos pirámides enlazadas, si dividimos la longitud de la primera pirámide por su ancho nos da exactamente π. Y en la siguiente, si dividimos la longitud por el ancho nos da φ.

Asimismo, con la colaboración de mi ingeniero de sonido, vimos que las pirámides se despliegan y encajan en los patios y refuerzan las alineaciones ya observadas, y todavía hay otras conjunciones que hay que estudiar más a fondo y que no incluimos en el documental. Estoy seguro que si mirásemos las alturas y trabajásemos en 3D incluso obtendríamos unas matemáticas aún más complejas.

Pregunta: Y según tus observaciones, ¿hay algo más que llame mucho la atención en las pirámides de Güímar?

Respuesta: Pues aparte de todo lo dicho, es muy destacable el tema de las sombras sobre las pirámides. Comprobé que no sólo nunca se salen de los costados (como puede verse en todas las fotografías, tomadas a cualquier hora en cualquier día del año) sino que además son un reloj astronómico, pues las sombras van ascendiendo por los escalones progresivamente hasta que llegan arriba. A continuación, queda iluminada la parte superior (la plataforma) y la sombra se va desplazando hacia el otro costado para ir bajando los escalones hasta que se hace de noche.

Las sombras se van ajustando a los escalones a lo largo del día

Pregunta: ¿Y has recogido alguna reacción a este documental por parte de otros investigadores o de las autoridades, alguna respuesta...?

Respuesta: Ninguna. A Teidevisión, que es un canal de televisión local, les gustó mucho y lo difundieron, pero luego nadie ha dicho nada, ni se ha rebatido ni se ha entrado en polémica: silencio absoluto. Para mí es buena señal porque quien calla otorga, y de todas formas el documental ha tenido bastantes visitas en el canal de vídeo en que se puede encontrar. Pero me hubiera gustado entrar en debate y eso no ha sucedido.

Pregunta: Entonces, ¿tú crees que el conocimiento de las pirámides de Güímar es un tema maldito, por decirlo así?

Respuesta: Bueno, lo que veo es que tanto la televisión canaria como la televisión española, que tienen muchos minutos de vacío, ya que no hay publicidad, nos enseñan lo de siempre: las Cañadas del Teide, el Botánico, etc. Siempre sale lo mismo. Y no tienen ni un minuto para dedicarlo a las pirámides, nunca las ponen. El abandono u olvido que la televisión y el gobierno muestran sobre las pirámides es evidente. Y ni siquiera las sacan como unos “majanos” singulares, algo de lo que podrían presumir los canarios. No se quiere despertar el interés sobre las pirámides; de hecho, muy pocos canarios las visitan.

Vista de la llamada "pirámide del sol"

Pregunta: Visto todo esto, ¿cómo ves tú el panorama arqueológico de las islas? ¿Hay un problema de falta de recursos, de interés...? ¿Y qué pasa con los expolios?

Respuesta: En referencia a esto último, puedo decir que el expolio ha sido sistemático. Las cuevas [de Tenerife] han sido barridas y cribadas buscando hasta la última cuenta de collar. Con todo, me consta que hay varias cuevas donde todavía hay momias guanches intactas y que el gobierno canario, la Universidad y el Museo lo saben y no han tenido ningún interés en excavarlas. Aquí en Tenerife no se ha excavado ninguna momia in situ por parte de las autoridades culturales, a fin de poder estudiarlas y datarlas. De hecho, las que se pueden ver en el Museo Arqueológico han sido donadas por particulares.

Pregunta: Así pues, la actividad arqueológica es mínima...

Respuesta: Para ser exactos, la actividad arqueológica es “cero patatero”. Pero es tal el despiste que hace pocos meses salió una noticia en la prensa –en portada– como ésta: “Los guanches conocían el fuego”. Se había identificado un palo con agujero en medio mediante el cual los guanches hacían fuego. Un palo que se había encontrado... en los sótanos del Museo. Y luego lo ponen como gran titular, es una vergüenza... cuando el conocimiento de ellos era muy superior (hornos, cerámicas, molinos, etc.). Me está dando la sensación de quieren dar una imagen de los guanches de “retrasados mentales”.

Pregunta: Y finalmente, es muy curioso que existan monumentos muy semejantes en otras partes del mundo, y además muy distantes de las Canarias, ¿no?

Respuesta: Pues sí, hay otras pirámides que se parecen muchísimo a las de Güímar, en estructura y materiales, en lugares como el Índico o el Pacífico, y con la coincidencia de que las piedras también podrían tener origen volcánico. Y pensemos que las piedras con las que se hicieron las pirámides de Güímar las tuvieron que traer desde cierta distancia, lo cual descarta una vez más que pudieran ser majanos.

(c) Xavier Bartlett 2016

2 comentarios:

Ginés Valverde dijo...

Espero que conozca el trabajo del señor Pallarés, en la montaña de Güenia y alrededores ! Un saludo.
Opino como usted, creo que las autoridades pertinentes al ámbito arqueológico en las islas intentan mostrarnos un pasado "menos preciado" donde la ignorancia y los impulsos animales hacían del Guanche un "retaco mental"
Afortunadamente existen personan cuerdad en el planeta

Xavier Bartlett dijo...

Amigo Ginés

Muchas gracias por su comentario. Bueno, no conozco el trabajo del Sr. Pallarés, pero ya lo buscaré en Internet para informarme convenientemente. Debo decir que el verdadero experto en estas pirámides es la persona entrevistada, Manuel Fdez. Saavedra, cuyo esfuerzo y conocimiento he tratado de trasnmitir en este artículo. Y con respeto a los guanches, poco más que decir: es lamentable el poco interés por el tema y el mantenimiento de una visión tópica sobre ellos. Según Fernández, el pasado de las islas encierra aún muchas incógnitas, con una civilización pre-guanche muy avanzada (los que hicieron realmente las pirámides, a su juicio) y una cultura local guanche que no era tan primitiva como se ha querido mostrar hasta la fecha.

Un saludo,
X.